Archive for the ‘Miscelánea’ Category

El gran culpable

09/06/2010

Estos días me lo estoy tomando con calma. Lo del blog. No se si es debido a que cada vez tengo menos ganas de escribir reseñas; reseñas que al poco tiempo me parecen flojas y malas. O puede que haya perdido las ganas de compartir mis lecturas. O puede ser una fase. Eso lo  digo mucho, es una fase, y me quedo tan ancho. Puede que la creatividad se haya esfumado. ¿La inspiración? ¿Hasta cuando dura un blog?

Si esto es cierto ¿que va a ser de nosotros? Ya se fue uno de mis favoritos ¿y ahora esto? ¿Hasta que punto vale el esfuerzo un pequeño espacio en medio de la inmensidad?

Yo creo todo que es culpa de McCarthy. Llevo días leyendo En la frontera, una exquisitez de libro que forma parte de La Trilogia de la frontera. Esos paisajes, con sus forajidos, con sus valientes protagonistas y sus tragedias, con su tenacidad y osadía y sus viajes a caballo, todo ese conglomerado que hace que En la frontera se deslice muy lánguidamente por mis ojos provoca que me plantee un millon de cosas.

O puede que sea culpa de una foto. Una absurda foto con la que me cruce no hace mucho. Un tío barbudo y con entradas marcando un longboard con un rotulador. Todo en calidos tonos verdes. Las fotos de shapers siempre me han transmitido mucha paz. Siempre quise ser shaper, ¿nunca lo dije? Tengo un amigo shaper. Al mirar esa foto el pensamiento pequeño y fugaz de romper con todo se materializo en mi cabeza. Hay que joderse.

Ya esta aquí el calor. Como me va a costar pasar el verano.

Teo

16/03/2010

Voy ha hacer una entrada con un poco de trampa. Os cuento tres acontecimientos importantes de estos días resumidos de una sola vez. El sábado 13 nació nuestro segundo hijo Teo, del que algunos ya sabíais algo. Después de un parto que mamá y papá prefieren olvidar, Teo está bien y mamá también. Ya veis como disfruta del sol en brazos del que escribe.

Además, este mes de marzo este blog ha cumplido tres años. Tres ya, y aunque me duela decirlo, creo que adolece de la eterna enfermedad de todos los blogs, la falta de tiempo. Si a eso le sumamos, la sensación creciente que tengo de que el blog no lleva a ninguna parte, ni a mi, ni a los poquitos que lo leen, no se cuanto tiempo mas estará en antena. De todas maneras, muchas gracias a todos los que pasáis por aquí a leer estas pequeñas reseñas, no demasiado acertadas.

Y por ultimo un tercer ¡hurra! por este capitán que conduce este pequeño viaje que hoy día dieciséis cumple treinta i tres años. ¡hurra por el capitán! Sin duda he tenido el mejor regalo de cumpleaños de toda mi vida!

Intimidad, lectura y beneficio por Iván Ríos Gascón

19/01/2010

Si me preguntan lo que leo, evado la respuesta. Cambio el tema, hago una pregunta inocua o francamente absurda, y en ocasiones menciono alguna obra que leí mucho tiempo atrás, quizá porque revelar el título que concentra mi atención, sería como describirme en calzoncillos. Tal vez la imagen proviene de la idea de Lawrence Ferlinghetti, que dijo que la poesía es la ropa interior del alma o posiblemente sólo sea una especie de pudor mal entendido, o avaricia literaria o el reflejo por mantener cierto misterio en mi privacidad.

La lectura, observa Harold Bloom, es una praxis personal, más que una empresa educativa. Y aunque referir al libro o al autor que ocupa mi tiempo me parece un verdadero incordio, sucede lo contrario cuando alguien solicita sugerencias para ir llenando su biblioteca particular. Al fin y al cabo, recomendar novelas, ensayos o poemarios no es lo mismo que confesar la ruta por la que vamos caminando, un periplo que es más saludable recorrer en completa soledad, ya que a la insidiosa pregunta de ¿qué es lo que estás leyendo ahora?, generalmente le prosiguen otras: tu opinión sobre el ritmo de la obra, la valía del autor, el frenesí o el aburrimiento que el libro te provoca, y esas cuestiones no pueden responderse de improviso, es perentorio alcanzar la página final y luego meditar por un tiempo lo leído, para esclarecer las consecuencias. Después de todo, la sensibilidad es como una esponja. Puede absorber o expeler las sustancias intelectuales o emotivas que transpira el arte.

A la gente le encanta inmiscuirse en tus afinidades. Nunca falta quien merodee por tus estanterías. Que coja los volúmenes, los hojee, revise subrayados y, peor aún, te increpe por haber resaltado una frase o dos renglones, que pretenda analizar por qué determinada idea adquirió un aura fluorescente. En estos casos, lo recomendable es guardar silencio. El debate sería inútil, cada quien percibe distintas claves o pulsiones, se identifica con un párrafo, una escena, o se conmueve con versos y episodios que para ti o para los otros no tienen valor alguno: los libros hablan cuando súbitamente, por inercia, evocamos algo que creíamos haber perdido en alguna región ignota de la psique, y reclama su sentido.

Sin embargo, debo confesar que me llaman la atención aquellos lectores que buscan un beneficio personal. Los que no dejan de hablar de lo que están leyendo, los que adelantan comentarios o de plano, cuentan las tramas de cabo a rabo para privarte del asombro, el fiasco o la sorpresa. Los que presumen una memoria elefantina, aunque ya Patrick Süskind escribió sobre ese curioso fenómeno que es la amnesia in litteris (el olvido momentáneo o irreversible de las viejas lecturas), y los que llevan a cuestas una inabarcable casa de citas (librescas, por supuesto). De todos, quienes más me intrigan son los donjuanes eruditos. Sus estrategias de cacería (poses, dichos, temas), persiguen un objetivo peculiar, un ideal paradigmático que me recuerda lo que Lawrence Durrell escribió en Balthazar: “enamorarse de alguien más ignorante que uno mismo añade el delicioso estremecimiento que produce la conciencia de pervertirlo, de sumirlo en el barro del que nacen las pasiones, y los poemas y las teorías sobre Dios”…

Iván Ríos Gascón • thewhitesubway@yahoo.com

Esto se acaba

29/12/2009

Apunto de despedir el año, la casi inevitable entrada-resumen-del-año. Tengo tan mala memoria que no recuerdo que leí en Enero o en Febrero o en Abril, suerte de las reseñas de este blog que me ayudan ha recordar. Han pasado por mis manos unos cuantos libros, unos pocos para olvidar, y muchos otros para releer y recomendar, por ejemplo Veneno y sombra y adiós, el tercer volumen de Tu rostro mañana de Javier Marías con la que se concluye una de las mejores sagas jamás escrita, o las andanzas de Marlowe en Adiós muñeca de Raymond Chandler, un clásico de la novela negra que novela tras novela solo hace que gustarme todavía mas; no puedo olvidar a George R.R.Martin y su Juego de Tronos mi descubrimiento de fantasía este año y del que desde Ya me declaro acérrimo seguidor. Para no eternizar, repasando las estanterías y meneando las neuronas, ahí va una pequeña lista de las cinco lecturas que mejor cuerpo me han dejado este año:

Vineland de Thomas Pynchon

Cannery Row de J.Steinbeck

Al Oeste de Roma de John Fante

La subasta del Lote 49 de Thomas Pynchon

Se que mi padre decía de Willy Uribe

Pynchon tiene un peso este año, las dos novelas que he leído me han fascinado, sin duda ha sido una revelación y de las buenas, los personajes que dibuja, los escenarios, las situaciones tan al límite de la verosimilitud, en ocasiones rozando el ridículo, crean un hipnotismo y una ilusión tan abrumadoras, que la lectura fluye y penetra en nuestro interior, casi sin darnos cuenta, mas que al cerrar el libro. Steinbeck y fante, un poco como Pynchon, son retratistas de una sociedad, cada uno en su época y cada uno con su estilo, pero los dos con franqueza, fante mas duro y cruel y Steinbeck mas pícaro, alegre y esperanzador. Dos escritores imprescindibles y con una narrativa llena de fuerza y originalidad. De Willy ya os conté hace muy poquito, me pareció extraordinaria su novela Se que mi padre decía, un puñetazo encima de la mesa sobre como escribir una novela negra, sobre como plantearla, una novela oscura y que toma el pulso a una sociedad encerrada en si misma y con pocas ganas de comunicarse.

Una novela que también me gustaría señalar, aunque no la he terminado todavía con tantas fiestas y horarios extraordinarios, pequeñajos sin cole y familia en todas partes, es Meridiano de sangre de Cormac McCarthy. Un autor al que le seguía la pista hace tiempo y al que tenía ganas de leer. Gracias a la pareja de mi amiga S, que fue quien me regalo el libro, he podido descubrir el mundo de McCarthy, un mundo violento y sumamente oscuro, McCarthy escribe de una manera muy peculiar, sin apenas descripciones y con una crudeza que te pone los pelos de punta. Sin llegar a gustarme su manera de escribir consigue que no levante la vista del libro ni un instante, consigue transmitirme la crueldad de sus personajes, la desesperanza. Pronto tendréis reseña, un tío prometedor.

Y para terminar un par de apuntes buenos, que para dos cosas buenas que le pasan a este blog me hace gracia contároslas. Por un lado, desde hace unas semanas algunas de mis reseñas aparecen en el blog Que leo ahora, cosa que me gusta mucho. Y por otro lado, a partir de Enero algunas, o todas mis reseñas, también aparecerán en una nueva Web cultural que se llama PaperBlog , que estará activa a partir del día 1 de Enero de 2010.

Como dice mi amigo y bloguero Squallido, al final parece que a la gente no le disgusta del todo leerme.

Que por cierto si a alguna editorial le apetece enviarme un libro para reseñarlo estaré súper encantado de hacerlo, porque no quiero ni contaros como me han ido los concursos este año, concursos, sorteos y demás…peor imposible, la industria del libro me hará un monumento en breve por dejarme tanta pasta.

En fin, feliz entrada de año, que tengáis un 2010 espectacular en todos los sentidos y que los sueños se os hagan realidad.

Con un punto de felicidad

17/09/2009

Estos días, ha sido imposible entrar en las librerías. Estaban atestadas de madres arrastrando a niños, en busca de carpetas, estuches, libros de texto y no se cuantas cosas mas, nosotros por suerte  hicimos todo el trámite en Julio. Aún así no quería quedarme sin dar una vuelta por mi librería habitual, que para mi suerte, tiene todo lo necesario para el cole, en el piso inferior, abajo del todo.

Como tengo los días muy negros, en cuanto a género literario, no se me confundan, me fui directamente a la pequeña sección, muy pequeña, ínfima, donde tienen todos estos libros. He de decir que normalmente no le soy infiel a Negra y criminal, y que todo lo negro lo compro allí, pero estos días de ninguna manera puedo bajar a Barcelona, y bueno, un día es un día. Lo malo de las librerías normales, sobre todo de esta,  es que en género, están perdidas, están cortas. En las estanterías descansan las ultimas novedades; Larsson (unas pilas enormes, por dios), todos los autores (bueno muchos) de las nuevas ediciones de RBA Serie Negra, todos los Mankells, algún Leonardo Padura, bastantes Vázquez Montalbán, lo nuevo de Michael Connelly, de Petros Márkaris, de Sue Grafton, del imprescindible Ledesma, y una lista bastante notable de las ultimas novedades editoriales, así como los clásicos y geniales; Chandler, Hammet, MacDonald, Thomson, Collins, Khadra, Camilleri, etc…

Pero ni rastro de: Joseph Wambaugh, Fred Vargas, Carlos Salem, Bernardo Fernández, Domingo Villar, Ricardo Bosque, Andreu Martín, Willy Uribe, Ken Brunen, Santiago Roncagliolo, James Ellroy, Gaston Leroux y un largo etcétera. No me quejo, para todo esto tenemos Negra y Criminal. Bueno a lo que iba, que después de rastrear todas las estanterías y no encontrar nada de  Fred Vargas, que últimamente tengo ganas de leer algo de ella, me deje seducir, una vez mas, por mi amigo Marlowe que tantos buenos momento me ha dado. Así que, esquivando mamas nerviosas y niños aún más nerviosos y cabreados, me fui a la caja del segundo piso, donde no había nadie, y pague con mucho gusto La dama del lago.

De camino a casa, y por azares que se me escapan, pase por delante de la biblioteca, esa gran desconocida (se aceptan injurias) y por azares aún mayores, decidí entrar. Esto merece una aclaración; sin contar las pocas veces que he venido con el enano, hacía cosa de 7 años que no pisaba una biblioteca, concretamente la zona de adultos, eso es, el segundo piso. El porque? Bueno…esto es algo embarazoso, la ultima vez que vine, hace todos esos años, me lleve un libro, uno de cocina para mas escarnio, pero que paso? Que lo perdí. Lo perdí o alguien amigo de lo ajeno se lo llevo de mi casa. Ante tal catástrofe nunca mas cogi un libro y casi no pise la biblioteca, ni imagino la multa que me caería después de tantos años. Aclarado esto, he de decir que al subir al segundo piso y descubrir que no tenían una foto mía pegada en el tablón de anuncios con un SE BUSCA, me tranquilice mucho y disfrute de una de las mejores tardes en los últimos meses. Manosee y ojee todo lo que pude, me senté en el suelo a leer, tome apuntes, busque, encontré y con el carne de mi mujer (claro igual con el mío pita algo…), me pude llevar  Bajo los vientos de Neptuno de Fred Vargas.

Alguien a leído a Fred Vargas? Que tal? De momento he de decir que  Bajo los vientos de Neptuno que empecé a leer de camino a casa esquivando transeúntes, tiene un comienzo de los más absorbentes y diferentes que he leído en mucho tiempo, a ver si el resto es igual. Con el que tengo un tropiezo es con Collins y su Pierda Lunar, el libro que nos toca este mes en el club de lectura. Ya os contare pero estoy a punto de tirar el libro por la ventana…

Y no se porque, pero no dejo de verme remontando las mañanas, las tardes, los días, al son de una de las mejores escenas que nos ha dado el cine jamás. Será porque hace semanas que no me mojo el culo? Sera…

Sábado Negro

03/08/2009

siete

Siempre que bajo a Barcelona intento pasarme por una de mis librerías favoritas, una pequeña y acogedora librería que esta en la calle de la sal, en pleno centro del barrio de la Barceloneta, la librería Negra y Criminal. Una  librería única, por su decoración (fantástica es poco, es quedarse corto), por el trato del librero y la librera, por sus cientos de títulos, por la magia que desprende, por ser la primera, por ser una Librería con todas las letras y no un supermercado de libros, y sobretodo por su esfuerzo en ofrecernos el género negro en exclusiva a todos aquellos que lo amamos. Como este sábado cerraban por vacaciones, me acerque a comprar un par de títulos y alguna cosa más.

dos

El único titulo que al final compre (muy a mi pesar, falta de presupuesto), fue La mirada del adiós, de Ross Macdonald, con muy buenas referencias, ya os contare. Y me quede con ganas de comprar el primero de la saga de El Conde del fantástico Leonardo Padura, del que ya leí dos y son una pasada, ambientados en Cuba y con un regusto amargo que me encanta. También me fui con ganas de algún Ledesma, de algún Chandler al que adoro, del primero de la saga del detective Charlie Parker de Connolly…en fin de un montón.

Me traje una fantástica camiseta.

tres

Por otro lado, os confesare que estoy leyendo el primer volumen de la saga Millennium, si, del leidísimo y vendidísimo Stieg Larsson. No alcanzo a entender las millonarias ventas, quiero decir, no deja de ser novela negra pura y dura, y la novela negra no alcanza estas cifras de la noche a la mañana. Puede que autores consagrados si, pero no una novela que lleva un año en el mercado, y su tercera parte unos pocos meses. La novela me esta gustando, de momento llevo unas 400 paginas y tiene marcha, no esta nada mal. Mi teoría de las ventas, mas allá de los que nos gusta el genero, es que nadie, y con eso me refiero a gente que prácticamente no lee, o que lee cualquier cosa que le recomienda su vecino, se quiere quedar con cara de idiota cuando se habla de esta novela, nadie quiere quedar fuera de una conversación cuando el libro sale a relucir, en la comida del trabajo, en el gimnasio, o en la puerta de la guardería.

Ya paso con muchos Best sellers en el pasado, lo único es que este libro, creo yo, no fue escrito con el fin de ser un best seller, si no simplemente una saga de novela negra. En fin, que bien esta que se lea, y viva el boca a boca. Próximamente reseña!

Summer

30/07/2009

Es como cada año. El calor insoportable se apodera de todo. De cada gesto, de cada esfuerzo, de cada decisión, de cada paso. Me prometí este año aguantarlo, recuerdo incuso, que en invierno, desee un poco de verano. Me he dado 50 latigazos por desear algo tan aborrecible como esto. Prefiero el resto de estaciones

Hace dos días me llego un paquete desde los Estados unidos. Hace demasiado tiempo (el verano ralentiza y entorpece cualquier cosa, y mi cartero esta tumbado en la playa rodeado de muchedumbre, mientras su substituto no sabe donde esta mi casa), compre a trabes de iberlibro un precioso libro de surf, sobre un viaje. The California Surf Project, es una delicia. Esta repleto de increíbles fotografías y geniales textos. La edición esta cuidada y es un libro bien gordo con el que se te cae la baba en numerosas ocasiones. Los señores Erick Soderquist (surfista) y Chris Burkard (fotografo) son los responsables de esta maravilla. Se compraron una preciosa VW T2 y se recorrieron media California en busca de olas.

El resultado como ya os he comentado es fantástico, mas de 200 fotografías del día a día de estos dos amigos, experiencias, paisajes, surfing, carretera…

Además el libro trae de regalo un DVD de 30 minutos, que como cabe esperar es otra maravilla. Perfectamente editado y con una banda sonora que no podría ser mejor. Editado con filtros que le dan un aire amater, viejo, granuloso y quemado, después del libro ya no se puede pedir más.

Como reza el lema de este proyecto:

Quit your job, pack your boards, and surf your way down thw California coast

…no es el sueño de todo surfer?


Otras miradas

07/07/2009
Es un placer cuando por casualidad, descubres pequeñas cosas que te hacen sonreír, que te hacen viajar sentado delante del ordenador, que te sorprenden. Me gusta mucho leer blogs, y saltar de uno a otro, muchas veces te hace encontrar pequeños tesoros. Yo he encontrado algunos que me gustaría mostraros para que también los pudierais disfrutar. Un tío llamado Jack que hace unas fotos con cámara analógica brutales, parece que utilice una Holga! Lo que yo entiendo como autentico soul surfing… . Arte, minimalismo y surfing, una delicia para los sentidos. El sueño de todo surfista, o por lo menos el mío…pasearos por la galería para disfrutar de momentos increíbles!

y vosotros?

4 8 15 16 23 42

15/06/2009
Hace algunas semanas que no escribo nada por aquí, ya lo siento a los que paséis por aquí, debo confesaros que la culpa la tiene la serie Lost, y es que estoy zampandome las temporadas una tras otra sin parar y voy por la 4ª. Me siento un poco Murakami, por aquello de ser un autentico fanático de la serie, o como alguno de los millones de mortales que la siguen, pero es mas divertido sentirse como Murakami no?

Pero bueno, mi ritmo de lectura no se ha visto afectado por la serie, así que dentro de poco tendréis noticias sobre Marías, al que ya voy terminando. Y hablando de Javier os dejo un párrafo que me viene al pelo por aquello de las circunstancias, de mis circunstancias.

Cuánto alegra comprobar que hay personas y sitios que siempre están, aunque permanezcan lejos o parezcan perdidos. Seguramente sólo se pierde de veras lo que uno olvida o rechaza, lo que prefiere borrar y ya no quiere llevar consigo, lo que no queda incorporado a la vida que se cuenta uno a sí mismo.


…el texto entero aquí

Como Puños

02/06/2009


-Sabiendo que lo interrumpido no puede reanudarse, que aquel hueco permanece siempre, quizá agazapado pero constante, y que un antes y un después nunca se sueldan.

-Uno cree al principio que no puede vivir sin alguien o alejado de alguien, la pena inicial es tan afilada y constante que se siente como un hundimiento sin limite o como una lanza interminable que avanza, porque cada minuto de privacion cuenta y pesa, se hace notar y se nos atraganta, y uno solo espera que pasen las horas del día a sabiendas de que su paso no nos llevara a nada nuevo sino a mas espera de mas espera.


…increíbles sentencias, como ya es habitual en J.Marías, en su tercer volumen Veneno y sombra y adiós
, de la trilogía Tu rostro mañana.

Leyendo.