Archive for 28 marzo 2011

Yo, el jurado de Mickey Spillane

28/03/2011

Sin saber muy bien porque, yo siempre he sido de leer novela negra Americana. No es algo a lo que de importancia, pero si es algo en lo que me he fijado últimamente, sobre todo mirando mi estantería; Chandler, Hammett, MacDonald, McBain, Thompson, Block, Goodis, Crumley, Himes, Pelekanos, etcétera, además, me doy cuenta de que muchos de estos escritores pertenecen a la época del Pulp –muchos de ellos publicaron sus primeros relatos en revistas Americanas como Black Mask o Amazign Stories, relatos que luego dieron lugar a primeras novelas que formaron, poco a poco, una corriente de literatura policiaca publicada en edición de bolsillo muy barata y de gran tiraje conocida como Pulp.-

Pese a haber leído a unos cuantos de esos autores Pulp, nunca había sabido identificar el genero dentro del genero, nunca había visto con tanta claridad los trechos diferenciales que hacían del Pulp un subgénero negro tan especial, tan valorado y tan inequívoco hasta que he leído al gran Mickey Spillane.

Mickey Spillane, nacido en Nueva York en 1918 y falleció en carolina del Sur en 2006, se dedicó primero a los cómics, y es bien conocido por ser el guionista del Capitán America y del Capitán Marvel. Pero si por algo se izo famoso Spillane es por ser el padre de Mike Hammer, un detective rudo, mujeriego, violento y algo misógino. Hammer es el detective duro que todos tenemos en mente, si no fuera porque Spillane lo inventó el primero, todos creeríamos que es un cliché.

Yo, el jurado, tiene ese aire de novela de los años cincuenta tan delicioso, tan de sombrero de fieltro; sin ser una revisión mas de Chandler o Hammett, Spillane se mete de lleno en el espíritu Pulp de aquellos años, creando unos personajes que mas tarde serían el claro referente de esta cultura, de toda esta corriente del genero negro. Spillane hace de Yo, el jurado una de las novelas mas importantes de la época, y también de las mas polémicas, ya que Hammer se presenta como uno de los detectives privados mas rebeldes, sexistas y neuróticos de cuantos se conocen en ese momento, además, Spillane no deja demasiado a la imaginación del lector, describiendo muy bien las escenas de peleas y de sexo. Spillane escribió Yo, el jurado en solo nueve días, y lo hizo por dinero, cosa que siempre admitió y que no hizo que sus novelas fuesen de baja calidad, todo lo contrario, convirtiéndose Spillane en uno de los referentes de las novelas Pulp de todos los tiempos. Spillane, después de Yo, el jurado, escribió cincuenta y tres novelas más, todas ellas de gran éxito y muchas, esta entre ellas, llevadas al cine y a la televisión. Spillane lleva vendidos más de 140 millones de libros en todo el mundo.

Yo, el jurado gira en torno a la amistad, a la autentica amistad tal y como la entiende Mike Hammer. Han asesinado a Jack Williams, el mejor amigo de Hammer y este, que le debe la vida al muerto, no cesara hasta encontrar a su asesino:

¨-Jack, estas muerto y no puedes oírme. O tal vez si puedas. Ojala que así fuese, porque quiero hacer un juramento irrevocable. Me conociste durante muchos años, Jack, y tú sabías que la palabra que sale de mi boca sigue en pie mientras viva. Juro que encontraré al gusano que te mató. No llegará a la silla eléctrica. No lo colgarán. Morirá exactamente como tú hiciste, con la carga de un 45 en el vientre, por debajo del ombligo. Sea quien fuere el que lo hizo, Jack, lo encontraré. Si me oyes, recuérdalo: quienquiera que haya sido. Lo juro¨

Que, ¿como se os queda el cuerpo después de leer eso? Ya veis como las gasta Hammer, es un tipo duro de los de verdad. Y no es de los que dicen las cosas para impresionar os lo aseguro. Hammer es detective privado, lleva una pistola Colt 45 a la que llama Betsy, tiene una secretaria con unas curvas de escándalo de la que esta medio enamorado, cosa que no le impide fijarse en otras mujeres, y es propenso a darle su merecido a cualquiera que se lo merezca. A lo largo de la novela, Hammer tratara de buscar al asesino de su amigo por todos los medios, y no le será nada fácil. Poco a poco Hammer ira descubriendo que su amigo estaba metido en cosas que el desconocía, asuntos que nadie quiere que salgan a  la luz, asuntos que cada vez se complican mas y se vuelven mas peligrosos. Además, Hammer tiene a su otro amigo Pat Chambers, un policía, que también tratara de coger al asesino, y eso no es nada bueno, porque Hammer quiero pillarlo antes, para matarlo.

Por simple que nos pueda parecer al principio, el argumento enseguida coge una gran fuerza y se mantiene arriba hasta la última colosal página. A la historia de Mike Hammer no le faltan buenos giros argumentales ni momentos de tensión. Spillane dibuja un sinfín de callejones por donde meter a Hammer y resuelve la novela muy bien, con una de las mejores escenas finales que he visto nunca, y con un Mike Hammer pronunciando una de esas frases que han pasado a la historia de la novela negra.

Al leer la primera parte de la novela, a uno le puede parecer que estamos leyendo algún tipo de parodia de novela negra; excesiva, polémica, subida de tono, con mujeres con curvas, diálogos cortos, simples y gastados, etcétera, pero nada de eso, porque lo que tenemos en las manos es la simiente de todo lo que ha venido después, con Spillane nació el detective rudo y bruto, con el nacieron las mujeres tan exuberantes, con Spillane creció, se agrando y explotó el termino Pulp, se hizo popular y se dio a conocer tal y como lo conocemos hoy, con esos excesos de violencia, de disparos, de detectives protectores y algo sexistas, de mujeres llenas de curvas tan exuberantes y todo lo demás, todo eso que tenéis en mente, todo eso, viene de aquí. Este tipo de novelas, son un genero en si mismo, como lo es la novela rosa con todos sus clichés o como lo son las del oeste con todos sus clichés. El Pulp es así, y este es quizá el mejor ejemplo que podéis encontrar.

 

Tenéis que leer a Spillane, como hay que leer a Chandler a Hammett o a Macdonald.

 

 

Ojala RBA nos publique un montón de novelas mas.

 

Yo, el jurado de Mickey Spillane

RBA Serie Negra 2011

231 Paginas.

 

 

 

 

Anuncios

Disparen sobre Errol Flynn de Stuart kaminsky

21/03/2011

Creo que a todos nos gusta, o por lo menos nos atrae mucho, el ambiente que se respira en Hollywood, pero me refiero al ambiente de los estudios de Hollywood, la Warner Brothers, la Metro Goldwyun Mayer, Paramount Pictures, Columbia Pictures, la Universal Pictures o la famosísima Walt Disney. Es algo con lo que todos hemos crecido, el glamour del cine. Pero yendo un poco más allá, lo que a muchos nos seduce, a mí el primero, es lo que pasa dentro de los estudios, detrás de las cámaras, en el interior de esos fastuosos edificios con los logotipos de las productoras más famosas del mundo, esas productoras que llevamos viendo toda nuestra vida antes del titulo de nuestra película favorita.

Estamos de acuerdo en que es un mundo desconocido y atractivo. Es por eso que, cuando Alice recomendó a Stuart Kaminsky desde su blog, me lance a buscar novelas de este autor, y tuve bastante suerte, ya que Kaminsky es otro autor de esos que sacó Jucar en su famosa Etiqueta negra y del que ya nunca más se supo. Stuart Kaminsky, a través de su detective Toby Peters, nos adentra en ese mundo que esta detrás de las cámaras de una producción de Hollywood allá por los años cuarenta, Toby Peters se mueve por los decorados, los almacenes y los grandes estudios, la gracia de esta serie del detective Peters es que quien lo contrata son las grandes estrellas de Hollywood, y en esta primera novela la estrella invitada es, Errol Flynn. No me vais a decir que no es curioso, ¿he?

En esta novela, la primera de la serie de Toby Peters, el detective es contratado por el representante de Flynn para que solucione un pequeño asunto de chantaje, Peters solo ha de hacer un pequeño intercambio de dinero. Pero como las cosas nunca salen como esta previsto algo sale mal, el asunto se tuerce enormemente y como resultado la vida del actor Errol Flynn y la del propio Peters, pasan a estar en peligro. La trama no es demasiado complicada y no tiene giros de los que te paran el corazón, es mas bien una novela clásica, sencilla y entretenida, una novela agradecida, con un detective que bebe de muchos modelos, pero que tiene un punto diferencial que te hace empatizar con el, Toby no bebe, no tiene dinero y es un pobre desgraciado.

Kaminsky escribe bien, pese a la traducción de Jucar que es bastante mala, y su personaje Toby es un tipo simpático y algo sarcástico. En esta primera novela, los malos no son muy malos y los crímenes no son demasiado desagradables, vuelvo a decir que estamos ante una novela agradecida, casi amable, sencilla. Me ha gustado como  Kaminsky nos muestra un Errol Flynn simpático, mujeriego, valiente y despreocupado, un hombre que sabe reírse de si mismo y que sabe perfectamente lo que es dentro de la industria feroz de Hollywood, no se si en realidad era así, pero el retrato simpático, humano y amable de Flynn me ha entusiasmado. Lo único que no me ha gustado demasiado es que Kaminski es de aquellos escritores un poco tramposos, de aquellos que para resolver la trama no muestran algo que siempre ha estado ahí, si no que aluden a algo que el protagonista ve u oye en algún momento, pero que a nosotros no se nos muestra, eso no me acaba de gustar.

Puede que a Kaminsky no se le recupere jamás del olvido, pero no por ello hay que menospreciarlo, es un buen escritor y esta primera novela esta muy bien. Es una novela original por donde esta planteada, a mi me ha gustado muchísimo como Kaminsky describe los estudios, como se trabaja, los entresijos, etcétera, el mismo Kaminsky trabajo allí, así que todo esta perfectamente documentado. En Disparen sobre Errol Flynn veremos los estudios Warner Brothers y en sucesivas novelas Kaminsky nos desvelara los entresijos de otros estudios, como por ejemplo en la segunda novela de la serie Judy donde la acción transcurre en los estudios de la Metro Goldwin Mayer con una Judy Garland en serias dificultades.

Disparen sobre Errol Flynn de Stuart Kaminsky

Jucar Etiqueta Negra 1987

158 Paginas

Los que hemos amado de Willy Uribe

14/03/2011

Si sois asiduos a este blog, o si al menos lo seguís de manera algo regular, ya conoceréis a Willy Uribe, magnifico escritor y  excelente persona

Willy se ha dedicado casi toda su vida a compaginar su pasión por el surf con su pasión por la fotografía, era y sigue siendo, uno de los mejores fotógrafos de surf que jamás he visto, y mis diez años de tragar salitre así lo creen. Willy también escribía muy buenos artículos para diferentes revistas de surf, pero lo bueno llegó allá por el 86, cuando sacó su primer libro de relatos, Cuentos revueltos. Lejos de dejarlo ahí, siguió con Ciudad Bilboa, un pequeño homenaje a la ciudad donde vive que se publico en el 98 y siguió en 2003 con Crónicas del salitre, un conjunto de relatos sobre el surf. Ya por fin en 2006 se lanzo a sacar su primera novela, Nanga, una extraordinaria novela sobre la huida, el surf, los secretos y la condición humana, tenéis la reseña en el blog.

Después de Nanga Willy ha publicado cinco novelas mas, Se que mi padre decía (El Anden 2008), Revancha (Ámbar 2008), Doce poemas de Amor en Zicatela (La Circular, 2010. ed. limitada), Cuadrante las planas (Tusquets 2010) y Los que hemos amado (Libros del Lince 2011), dos libros de relatos, Surf stimulator (La circular ediciones 2009) y A vueltas con la marea (La circular ediciones 2010) y un cuento corto Más allá de Al Ganzug (La Circular, 2010. ed. limitada). Como veis Willy es un tío que hace los deberes, tiene dedicación, le pone empeño y además lo hace muy bien, pero solo tiene un problema, le persigue la mala suerte. Muchas de las editoriales que sacaron sus primero libros han cerrado y es muy difícil encontrar sus libros, además casi todas ellas fueron mal gestionadas y enfocadas mas como lucro que otra cosa, olvidándose por completo de sus escritores y de su promoción.

Yo empecé a leer a Willy cuando se autoedito Crónicas del salitre, la compre en su web o en su blog, no recuerdo entonces que utilizaba, luego compre Nanga, y ya nos fuimos conociendo, luego lo perdí de vista, y para cuando descubrí Se que mi padre decía y Revancha y las pude comprar, no sin esfuerzos, ya éramos amigos.

Y ahora ha publicado Los que hemos amado. Cien por cien Willy, un derechazo en toda la cara.

Los que hemos amado ha vuelto a crearme esa sensación que me envuelve cada vez que leo un libro de Willy, una sensación que se repite una y otra vez cada vez que me asomo a uno de sus libros, una sensación fuerte, densa, oscura, una sensación asfixiante, una sensación casi opresiva, extraña, pero muy familiar. Esa sensación de presenciar algo peligroso desde la seguridad de la lejanía, esa sensación de inquietud que se mezcla con la adrenalina, que casi desemboca en miedo. Siempre digo que los libros de Willy son tremendamente cercanos, sus tramas, sus personajes, son tan próximos que podrían ser nuestros vecinos, nosotros mismos, y eso siempre me ha creado una turbación brutal.

Los que hemos amado sigue con esa pequeña obsesión que trae de cabeza a Willy y que plasma en todas sus novelas de maneras muy diferentes y cada vez mejor, la huida. Por que Los que hemos amado es muchas cosas y es una novela de fugas, de viajes, de retiradas en plena noche. Willy vuelve al género negro, pero lo hace, como siempre, a su manera, sin detectives, policías, ni nada de todo lo que una novela de género se nutre, ningún cliché, ninguna regla, solo un aura asfixiante y oscura que te recuerda a cada instante que eso te podría pasar a ti.

Tan simple como dos amigos, dos amigos que son amantes del surf. El gusano del surf te entra tan hondo bajo la piel que ya no se marcha nunca, puede que remita su presencia, pero nunca se marcha. Sergio y Eder son dos amigos de veinte y diecinueve años respectivamente, Sergio de familia humilde y Eder de cuna adinerada, una amistad cimentada en el surf, en la playa. Tanto les gusta coger olas, que deciden largarse juntos en un viaje hasta Marruecos para disfrutar de una de las mejores olas que existen, o al menos eso les han contado, y por las fotos, eso parece. Estamos en los años ochenta, el golpe de estado de Tejero esta a punto de suceder, y dos chicos muy jóvenes y demasiado listos se van a pillar olas a Marruecos. Juntad las piezas. Aunque creo que solo os acercareis un poco al argumento. Sergio es humilde y tiene poco empuje, es un poco taciturno y esta lleno de autocompasión, pero es una maquina haciendo surf, en cambio Eder es un engreído, un señorito y un pedante y no le da tan bien a la tabla. La novela empieza con una extraña tragedia; estando los dos amigos sentados en un acantilado, ven a lo lejos como una conocida chica de la ciudad se arroja por el barranco en un claro acto de suicidio. Aún con el suceso bien fresco en sus mentes, los dos amigos junto a un cuatro latas furgoneta, emprenden su viaje hacia la felicidad azul, uno lleno de dudas, otro lleno de seguridad y secretos, pero los dos llenos de ganas de olas, sexo y hachís.

Una historia, como en todos los libros de Willy, que siempre es mucho mas de lo que parece, una historia que se despliega, que explota en direcciones inimaginables, una aventura marcada por la sospecha constante, por el recelo, que poco a poco se va oprimiendo a si misma para dejar solo una dirección, una salida, la huida.

Me encanta como da forma Willy a sus personajes, siempre tan oscuros, llenos de secretos, casi invencibles, Supervillanos que te persiguen hasta el ultimo aliento, pero si la etiqueta graciosa, gente de a pie llena de odio, resentimiento y maldad, o parias desafortunados, fracasados que tropiezan siempre con su debilidad…

Una grandísima novela, como lo fueron las anteriores, Willy es un gran escritor que nunca me cansare de reivindicar y una gran persona.

 

 

 

Los que hemos amado

Editorial Libros del Lince 2011

225 Paginas

Wendolin Kramer de Laura Fernández

07/03/2011

La mayoría de los niños pequeños quieren ser bomberos o policías o astronautas. Luego, cuando crecen y les salen granos en la cara, se gastan toda la paga en cómics, revistas guarras y paquetes de tabaco,  ya no quieren ser astronautas o policías, quieren ser como Spiderman, o como Superman, o mejor aún, tener algún súper poder que les permita saltarse las clases, ligarse a la tía buena del insti y hacer cosas que, con esa edad dejen atónitos a sus colegas. O sea, ser superhéroes, pero del siglo XXI.

Los adolescentes de ahora nunca irían a clase con un supertraje debajo de la topa, sueñan con otras cosas, pero los que superamos la treintena y nos tragamos series como El superhéroe Americano, soñar con tener un traje que ponernos debajo de la ropa era algo que sucedía a cada instante o que nos picara una araña radioactiva era la cosa mas alucinante que te podía pasar en octavo curso. Tanto les marcó a algunos aquella época de series de TV de bajo presupuesto con superhéroes o  lagartos verdes, de dibujos animados demasiado surrealistas, de concursos con calabazas parlantes o de súper brujas que averiaban cosas, que muchos cuando se han hecho mayores, nos han devuelto toda esa ingente culturilla televisiva, en forma de auténticos libros de culto. ¿se os ocurre alguno? Os doy una pista, Wendolin Kramer.

Hace aproximadamente ocho meses os hablaba de Laura Fernández y de su libro Bienvenidos a Wellcome, lo podéis ver aquí, y os decía que si no os dabais prisa os quedarías sin poder leer Bienvenidos a Wellcome, grandísimo libro con muy mala suerte. Por desgracia eso es exactamente lo que ha pasado, Laura se ha quedado sin copias y ahora es prácticamente imposible encontrarlo. Y es una lastima.

Lo bueno es que Laura tiene nuevo libro, como os decía en la entada de Bienvenidos…

Y es aún mejor que el anterior.

De Laura ya os hable un poco la otra vez; nacida en Terrassa allá por el 81, es periodista, colabora en El Mundo, Que Leer, Mondo Sonoro, y Go-Mag, tiene este magnifico blog y lo mejor de todo, tubo un banda que llegó a sacar una maqueta con póster incluido.

Yo estuve en dos grupos, pero nunca llegue a sacar maqueta. Así me va.

Wendolin Kramer tiene ese sello único que Laura le das a sus novelas, ese formato caricaturesco, inverosímil y exagerado, lleno de personajes que rozan el ridículo y que viven vidas falsas, dobles vidas, vidas aburridas o incluso algunos que se inventan sus propias vidas, Wendolin Kramer es divertida, alocada, sorprendente y extraña, absolutamente original, romántica, genial y hasta un poco cursi. Pero Wendolin Kramer se diferencia de Bienvenidos a Wellcome en mucho sentidos. Esta última novela de Laura es mas medida, más ordenada, mas clara. Bienvenidos era (y no lo digo yo, lo dice la propia Laura) excesiva y muy atolondrada, y aunque para mi era absolutamente genial y diferente, se nota que Wendolin es mas pulcra, mas madura. Sin dejar de ser una novela de la factoría Laura Fernández, sin dejar de tener todo eso que he enumerado anteriormente, Wendolin es un paso adelante clarísimo en el estilo y la madurez de Laura, mola.

Wendolin Kramer es, como dice el subtitulo del libro, una historia de Superhéroes, Supervillanos y un chucho deprimido. Con ese subtitulo nadie debería perdérsela.

Wendolin Kramer tiene casi treinta años, habla con un póster de Kirk Cameron que tiene en su cuarto y casi siempre lleva un traje de Súper Chica bajo la ropa. Además ha montado un despacho de detectives en su habitación. Su padre usa gafas sin cristales y su perro gana concursos de belleza canina, el perro es de color rosa y se llama Earl. Y a veces Munk.

Wendolin acepta un caso, solo tiene que seguir a un hombre, seguirlo e informar a su cliente de donde va a estar, sencillo. Pero la cosa se complica cuando, por una confusión, su cliente espera un hombre y no a una chica pelirroja y con pecas. Además hay por ahí un escritor que quiere ser famoso y esta a punto de destapar una bomba, una mujer con una librería solo para mujeres y que no deja entrar a hombres, un psicólogo canino con un extraño bigote que entiende lo que dicen los perros, un vendedor de cómics que huele mal, tiene el pelo grasiento y es fan de Spiderman, y que además se lo monta con una Mery Jane muy particular, una editora mentirosa y peligrosa, un caniche cabronazo y …

Me gusta mucho como Laura marca las vidas de sus personajes, como les da diferentes visiones de la realidad, en Wendolin Kramer hay varias visiones de la realidad, de esa realidad distorsionada que ven sus personajes; como la visión de Wendolin, consciente de sus dos mundos, de su dureza. Wendolin es una superhéroe, es Súper Chica, lleva su traje bajo la ropa, como Superman, pero lejos de ser tan ingenua como podría parecer, Wendolin es consciente del mundo en el que vive:

¨Había aprendido que la colisión entre su mundo y el mundo que todos conocían podía doler tanto como un súper rayo derritecorazones. Así que no iba a volver a mezclarlos. Se quedaría con su mundo de zapatos Rubios.¨

O la de la madre de Wendolin, Marion Kramer, que les ha cambiado a todos los miembros de la familia, incluida ella, sus nombres por unos de origen alemán. Y que  además, obliga a su marido a llevar gafas si cristales para que se parezca a Clark Kent.

Visiones del mundo que cada uno se ajusta a su perfil, a su manera de querer entender la vida. Puede que sea su manera de sortear el día a día, de sobrevivir; lo que no se diferencia mucho de lo que muchos hacemos en nuestras vidas reales.

Creo que Wendolin Kramer es una novela divertida y como he dicho antes un poco cursi, en el buen sentido de la palabra, es tierna. Tierna por esa Wendolin que cree hacer el bien, que se cree heroína y salvadora, tierna por ese abatido vendedor de cómics que al conocer a Wendolin ve en ella esa realidad que el desea, esa Mery Jane que lleva tiempo buscando, tierna por el contexto y el desarrollo, tierna por como esta escrita. Pero al mismo tiempo es una novela divertidísima y extrema como ya he dicho varias veces, surrealista, crítica con la ciudad en la que esta ambientada, Barcelona, una novela de apariencia sencilla con un trasfondo bestial en la que hay mil y una referencias a la cultura Pop y unos cuantos guiños a novelas y escritores del agrado de su autora (que os recomiendo que os apuntéis y luego salgáis corriendo a comprar)

Se me ocurre un concurso: En el libro de Wendolin, antes de empezar, hay una cita firmada por Anna Frank, si alguien me sabe decir a que libro le hace un guiño Laura con esa cita, puesto que es la misma, y que además dicho libro sale citado en Wendolin Kramer, le regalo un libro, no se cual ya veremos, venga.

Si todo va bien, puede que Seix Barral se decida a reeditar Bienvenidos a Wellcome, y el mundo será un lugar más justo, de momento, no os perdáis a la pequeña Wendolin.

Y acabo como acabé la reseña de Bienvenidos a Wellcome, una frase que sigue totalmente vigente en esta novela  y en estos tiempos:

Creo que es el antídoto perfecto para toda esa moralidad literaria que reina hoy en día, para todo ese puritanismo pragmático que nos guía de la mano para decirnos lo que hemos de leer. Dadles a todos un puñetazo en la cara con este libro. Hablo en serio.


WendolinKramer

Seix Barral  Biblioteca Furtiva 2011

282 Paginas