Archive for the ‘Antonio Manzanera’ Category

La suave superficie de la culata, de Antonio Manzanera

02/12/2013

91lzy5UK1fL._SL1500_

¨Y es que, al contrario de lo que la gente piensa, entre las familias de la Cosa Nostra no hay guerras continuas, ni asesinatos indiscriminados ni ametrallamientos en mitad de la calle. Todo se maneja con profesionalidad, rectitud y civismo, sobre todo desde que en 1931 se instauró en Estados Unidos la Comisión de las Familias.¨

Otra novela de gangters que ha caído en mis manos, y eso que avisé cuando leí Vivir de noche, que a mí las novelas de gangsters  no me gustan.

Pero estoy empezando a dudar de esa idea de que no me gustan. La culpa de todo la tiene Puzo y su padrino, que aunque suene a herejía, no me gustó e hizo que nunca más me acercara a una novela igual o remotamente parecida.

Y como ya me pasó con Lehane, La suave superficie de la culata, sí, es una novela de gangters, pero además, es una muy buena novela, a secas. De acuerdo que la ambientación, el escenario y la trama me han seducido al máximo, de acuerdo, pero si sumamos a eso que está escrita de forma impecable y desarrollada con una fluidez espectacular, lo que tenemos es una novela excelente, joder, una novela que lo tiene todo; un ritmo excelente, unos personajes entrañables y perfectamente  construidos, una narración clara, sencilla, pero con mucha calidad y unos hechos perfectamente documentados que hablan por sí solos.

Me gusta esa sensación de estar dentro de la historia que estoy leyendo, de sentirme parte de ella. Os reiréis, pero no pasa siempre, pasa mucho menos de lo que creéis, la mayoría de las veces es muy difícil empatizar con algún personaje, o con el ambiente, con la trama; puede que no nos identifiquemos con nada, aunque nos guste mucho la novela, que no lleguemos a ser parte de esa historia. Y repito, puede que la novela nos encante, me encante. He tenido la suerte, la suerte o el bien hacer de Manzanera de sentirme parte de esta trama mafiosa que es La suave superficie de la culata. Puede que porque tengo idealizada Las Vegas, idealizados los años sesenta; sus Dodge 440, los Buicks, los Fords Galaxie, los casinos, a Frank Sianatra y hasta los cigarrillos Lucky Strike. O puede que sea porque Manzanera sabe hacerlo muy bien. No lo sé. Seguramente es una combinación de ambas cosas lo que ha hecho que leyendo las andanzas de Vincenzo Santino me haya sentido por unos días parte de una Las Vegas esplendorosa y mágica, dominada en su totalidad, por los buenos chicos de La Cosa Nostra.

Principios de los años sesenta, Vincenzo Santino, capo de la familia Pugliese, sale de la cárcel después de cumplir solo cuatro años de los quince que le han caído por matar a Lucy Lee, la que fue su secretaría y ayudante. Esta sorprendente reducción de condena tiene un claro y extraordinario motivo, Vincenzo tiene que colaborar con la CIA para llevar a cabo una misión; matar a Fidel Castro.

Pero ni la CIA, ni Vincenzo cuentan con que para el resto de las familias, Fidel Castro no es una molestia, lo que realmente es una molestia, tanto que amenaza con acabar con toda La Cosa Nostra, lo que de verdad les está haciendo la vida imposible es, ni más ni menos que John Fitzgerald Kennedy. Y ese problema requiere también de una solución.

Lo que diferencia a ésta novela de cualquier otra novela de La Cosa Nostra es, seguramente, esa ambientación de los años sesenta, esa situación en Las Vegas. Otras que he visto, ojeado y leído, se centran más en los años treinta o cuarenta, en plena ley seca. Para mí ha sido sin duda un plus, ya que como he dicho, adoro esa época.

Se nota también que Manzanera se ha documentado a conciencia; sobre el juego en los casinos, sobre artistas de aquellos años, de cocteles (que están muy presentes en la novela), sobre la La cosa Nostra, por supuesto; como funciona, estructura, financiación, origen, todo. En la trama todo es genuino, contrastado, se nota la solvencia de todo lo que enmarca la historia; los hechos, los lugares, las fechas, todo fluye, por eso digo que parece que uno está metido en Las Vegas.

A estas alturas ya no es cuestión de querer leer una novela de gangsters. Es mucho más.

Tengo que leer la otra novela que tiene Manzanera por ahí, El informe Müller, si tiene la solvencia y el carácter de ésta, estoy seguro que es un dinero bien gastado y una historia apasionante donde sumergirse, donde perderse, no me cabe duda.

¨Es cierto que nosotros robamos y matamos. Que tenemos todo el poder que el dinero negro nos proporciona. Pero su error, el error de ustedes, consiste en creer que La Cosa Nostra existe y funciona por sí misma. Eso no es verdad. La mafia no es nada sin su corrupción. La corrupción de ustedes, del Gobierno.¨

 

La suave superficie de la culata

Antonio Manzanera

Umbriel 2013

318 páginas.

Anuncios