Archive for the ‘George V.Higgins’ Category

Los amigos de Eddie Coyle de George V.Higgins

14/11/2011

Las novelas de género negro clásico me fascinan, lo he dicho más de una vez, los Pulps, las novelas de detectives privados, las novelas que fundaron el género, o que en su defecto, lo enriquecieron con distintos matices, las novelas de los 60 de los 70, las noveluchas, los novelones, las que rompen las reglas o las que parecen una parodia de sí mismas y del género.

Los amigos de Eddie Coyle es una de esas novelas, publicada en 1970, fue una revolución en el género negro de la época, para que os hagáis una idea, Dennis Lehane dice de esta novela en el prólogo:

¨Tienes en tus manos la novela negra que cambió las reglas del juego de los últimos cincuenta años. Posiblemente sea también unas de las cuatro o cinco mejores novelas negras jamás escritas. Proyecta una sombra tan alargada, que todos los que nos afanamos en el género conocido como American noir lo hacemos a su estela.¨

 Eso es bastante alucinante.

Y cuando lees la novela tienes que sonreír, porque Lehane lleva bastante razón, aunque lleves en las espaldas unas cuantas novelas negras leídas, tres, cuatro, una docena, unas cien, o toda tu puñetera vida leyendo asesinatos, robos a bancos y venganzas, te parecerá que Lehane sabe de lo que habla, porque Los amigos de Eddie Coyle es diferente a cuanto corre por ahí.

Debido a la estructura de la novela, me veo poco capaz para contaros la trama de una forma clara, así que os pongo la contra, que no desvela nada:

¨En el Boston de finales de los sesenta las actividades de la mafia y los Panteras Negras son dos de las cuestiones que más preocupan a la policía. Eddie Coyle, un delincuente de poca monta con buenas conexiones, se enfrenta a una condena de tres años por contrabando y su única oportunidad para evitar la cárcel es entregarle a la policía un pez gordo. ¿A quién de los pistoleros, matones y ladrones que conoce delatará? Pero Eddie también tiene que comer y, mientras se lo piensa, se convertirá en proveedor de armas para una banda de atracadores.¨

La trama es buenísima, con mucho ritmo, y lo que hace la novela diferente es que está básicamente compuesta por diálogos. De principio a fin son diálogos, de manera que el argumento esta sugerido por esos diálogos, por esos personajes que nos van dibujando toda la historia, que nos la van trazando. Es excepcional como lo hace Higgins. A demás, una de las cosas que sorprende es que Eddie apenas aparece en la novela, de hecho, cuando aparece ni siquiera se le nombra con su nombre, porque la novela gira en torno a sus amigos,  a unos cuantos personajes que rodean a Eddie, que hacen negocio con él. La manera en que Higgins narra el entorno de Eddie, sin Eddie, la manera en que cuenta la historia desde diferentes puntos de vista sobre un mismo echo es fantástica, adictiva, no me extraña que hace cuarenta años revolucionara en género negro.

Y además está muy bien escrita, Higgins escribe unos diálogos realistas con la época, llenos de vida, creíbles y en algunos casos con un humor insuperable. Retrata con precisión el mundo de la mafia y de los Panteras negras y de la policía de la época, final de los años sesenta, donde el racismo y las revueltas flotan en el aire.

¨-Me importa un carajo lo que  te guste-dijo Jackie Brown-.Vendiendo ametralladoras a gente como vosotros tengo dos problemas. El primero es vender ametralladoras. En este estado, es cadena perpetua. El segundo es venderlas a gente como vosotros. ¨

Los amigos de Eddie Coyle es una muy buena novela, una grata sorpresa, original, curiosa, y adictiva, por su trama, su estilo y su composición. Y no hablo de la edición, excelente como siempre de la mano de Libros del Asteroide.

Una novela que recuerda vagamente en su estilo a las de E. Bunker, pero sin toda esa crueldad y brutalidad. Aunque no os fieis demasiado, Higgins se guarda un par de ases en la manga y dota a sus personajes de una frialdad que hace que se te pongan los pelos de punta…

Los amigos de Eddie Coyle

George V.Higgins

Libros del Asteroide 2011

193 paginas.