Archive for 23 marzo 2009

Cannery Row -John Steinbeck

23/03/2009

He descubierto, hace relativamente poco, una editorial que esta publicando autenticas maravillas. Esa editorial es Navona y esta sacando una colección llamada reencuentros, donde como bien dicen ellos, es una colección de obras de primera categoría que fueron grandes éxitos en su momento y que son difíciles de encontrar en el mercado actualmente. En esa colección han editado unas cuantas novelas de John Steinbeck y entre ellas esta la magnifica Cannery Row, que he disfrutado desde la primera a la última página, una novela que he devorado y que me ha transportado a una California de los años 30 increíblemente bien reflejada y de la que desde hoy mismo soy un autentico fan. Cannery Row es una novela picaresca, de picaros, de vividores, de supervivientes, Cannery Row es el día a día de Monterrey y de sus habitantes, Mack y los muchachos, Lee y su tienda de comestibles, El bandera de oso con Dora y sus chicas… Doc en su laboratorio, los huéspedes de los canalones, las conserveras, y un largo etcétera de personajes increíbles que desfilan por este novela y que nos dibujan un mosaico de la fauna portuaria de la costa este.

Los días pasan en Cannery Row mientras Mack y los muchachos decoran su nuevo hogar, mientras Doc recoge muestras en alguna parte de alguna cala lejana, mientras las chicas del Bandera de oso atienden a los tripulantes de los barcos atuneros, mientras Lee aguarda en su tienda a vender alguna pintas de viejas zapatillas de tenis o mientras simplemente pasa el tiempo lento e inexorable…

-Es algo que siempre me ha sorprendido-dijo Doc-. Las cosas que admiramos en los hombres –la amabilidad y la generosidad, la franqueza, la honradez, la comprensión y la sensibilidad- son en nuestro sistema elementos concomitantes con el fracaso. Y los rasgos que detestamos –la aspereza, la avaricia, la codicia, la mezquindad, el egoísmo y el interés- son los rasgos del éxito. Y aunque los hombres admiran las cualidades de lo primero adoran los frutos de lo segundo.

Es una novela deliciosa, y confesare que tengo debilidad por las novelas que transcurren en ese lado del charco, la novela americana me puede, y de que manera, y aquí Steinbeck hace gala de su mejor pluma, no en vano fue galardonado con un Pulitzer y con el Novel en 1962. Navona ha publicado 5 novelas más de Steinbeck incluida la segunda parte de Cannery Row, que es Dulce jueves, que ya esta esperando en mi escritorio. Recomiendo encarecidamente recuperar a este Steinbeck y alejarnos un poco del de la Uvas de la Ira, La perla, y sus grandes éxitos, aquí encontraremos un escritormás fresco y mucho más pícaro que de costumbre. Literatura de la buena en un actual panorama de libros de dudosa calidad.

Roberto Bolaño -Inedito-

12/03/2009


Buen articulo aparecido en La Vanguardia el día 7 de Marzo sobre Bolaño. Se nos desvela que en el archivo aún quedan inéditas, dos novelas, notas, poemas, relatos y diarios. Una suerte para todos los que disfrutamos leyendo a este gran autor. De momento se esta catalogando e inventariando, y esperemos que poco a poco todo vaya saliendo a la luz. El articulo completo aquí.

Alta Fidelidad – Nick Hornby

03/03/2009

A este libro yo le tenía una manía terrible. Manías del ser humano, bastó que alguien  lo recomendase por la radio, para decidir no leerlo, llevo mal eso de separar mi manía al personaje, a la persona, al individuo, de sus posibles recomendaciones, consejos y hasta lecciones. Pero como procuro ser mejor persona, o eso intento, una prueba de ello es que he leído este libro, y joder, hasta me ha gustado. Tampoco todo va a ser mi intención de convertirme en un sensible y educado caballero, no, el echo de que me lo haya leído también es gracias a que mi amiga S me lo recomendó en una tarde de esas de librerías, cafés, y confesiones. Alta fidelidad es un libro para la gente (mucha) que le gusta la música, la música pop, los vinilos, los conciertos, los 80, y sobre todo las relaciones de pareja. Así, sin más. Alta fidelidad es un catalogo genial de música pop de los 80-90, una delicatessen de artistas, de grupos, de vinilos, de vinilos raros, de listas (de eso hay un montón), de salas de conciertos, de barrios, de pubs…

Rob, es un treintañero dueño de una tienda de discos un tanto cutre, donde venden discos para coleccionistas, discos de segunda mano, y discos que llevan en la tienda mas tiempo del que Rob hubiera deseado. Para colmo tiene dos trabajadores (Barry y Dick) que son unos fundamentalistas de la música y que no dudarían en escupirte a la cara si supieran que en tu casa guardas un disco de Tina Turner. También esta Laura su ultima novia que acaba de dejarle y que en una lista de las 5 rupturas mas dolorosas no figura y además esta Marie, una cantante de country americana que a Rob le hará replantearse unas cuantas cosas en la vida.

Esos son los elementos básicos de la novela, y todo gira en torno a Rob y su obsesión con Laura, su inmadura capacidad para hacer las cosas y sus constantes cagadas frente a cualquier relación con las personas, especialmente mujeres. No esta mal, en serio no esta mal, y tiene puntos geniales, pero a mi me acabo aburriendo un pelo tanto Rob y tanta Laura una y otra vez. Los personajes de Dick y Barri son simplemente geniales, histriónicos, y unos amigos que a mi me encantaría tener, la novela tiene buen ritmo, pero carece de emoción, podrías cerrar el libro en la pagina 235 y tu vida seguiría igual que antes y podrías conciliar el sueño perfectamente. No se como es la película, pero la novela se merece un lectura, y mas si te gusta la música, cosa que a mi no me pasa, yo podría vivir sin música, o al menos sin la musica que en este libro es totalmente obligatoria tener en casa. Para dejaros un buen sabor de boca os dejo a continuación un extracto de una de las muchas reflexiones de Rob durante la novela:

A propósito: las bragas de las mujeres me supusieron una terrible decepción en cuanto empecé a cohabitar con ellas. La verdad, nunca me he recuperado del pasmo que me supuso descubrir que las mujeres son como son, que hacen lo que hacen y que luego pasa lo que pasa: se reservan las mejores prendas para esas noches en que saben que van a dormir en compañía. Cuando vives con una mujer, esas prendas indefinibles, esos trozos de tela desvaída, encogida, habitualmente comprados en las rebajas de Marks & Spenser aparecen de pronto colgados por todos los radiadores de la casa, y tus lascivos sueños de adolescente, tu idea de que la edad madura iba a ser un tiempo en el que estarías rodeado de lencería exótica para siempre jamás…, todos esos sueños se desmoronan y se hacen polvo.

Menuda declaración de intenciones del amigo Rob no?