Siendo Georges Perec

Hoy me siento un poco como Perec:

Me acuerdo del nacimiento de mi hijo
Me acuerdo de mi abuelo Luís
Me acuerdo de los veranos en la playa
Me acuerdo del BX rojo de mi padre
Me acuerdo de las gallinas encerradas en el gallinero de mi casa, cuando yo era pequeño
Me acuerdo de jurar morir a los 27
Me acuerdo de mi primer amor
Me acuerdo de mi profesor de literatura en EGB, el señor Moreno
Me acuerdo de querer llevar gafas
Me acuerdo de llorar en la escalera después de perder las llaves de mi casa, por enésima vez
Me acuerdo del olor del coche de mi primo Manolo
Me acuerdo de mi primer cigarrillo
Me acuerdo de Badalona
Me acuerdo del pánico a la piscina
Me acuerdo de mi delgadez con 10 años
Me acuerdo de la soledad al coger el autobús con 9 años
Me acuerdo del día en que se separaron mis padres
Me acuerdo del quiosquero que me vendía golosinas en Caldas
Me acuerdo del día que dormimos en un banco de la plaza Real en Barcelona
Me acuerdo del sábado, en que cumplí los treinta.

Anuncios

Una respuesta to “Siendo Georges Perec”

  1. WILLY URIBE Says:

    Y yo siempre recordaré este texto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s