La subasta del Lote 49 de Thomas Pynchon

Quería volver a Pynchon antes de acabar el año, después de leer Vineland y quedar fascinado. La subasta del Lote 49 es la novela mas corta de Pynchon hasta el momento, 184 paginas, y mas difícil que Vineland.

Al decir difícil mas de uno y de dos se me echaran al cuello, lo voy a cambiar por densa, o la calificaremos de laberíntica, densa es injusto, súper informada, rara e inverosímil, y sensacional. En las apenas 200 paginas Pynchon juega a los espejismos y como en Vineland nos traslada a una América de personajes imposibles y situaciones inverosímiles.

Edipa Mass acaba de enterarse de la muerte de un antiguo amante del pasado, que además la ha nombrado albacea de su fortuna. A partir de ahí abandonara su cuidad y su marido, un hombre sin proyección, acosado por su antiguo trabajo como vendedor de coches de segunda mano e incapaz de engañar a nadie, para instalarse en San Narciso, un extraño pueblo capitaneado por una fabrica aeroespacial llamada Yoyodine S.A.

En San Narciso conocerá a su coalbacea, un tipo llamado Metzger, que la pondrá al día de las propiedades del antiguo amante. Es en San Narciso es donde Edipa ve por primera vez, en un lavabo de señoras, un símbolo que la obsesionara y será el hilo conductor del resto de la novela, una trompeta de correos con sordina, el símbolo de R.E.S.T.O.S.*

Las reflexiones de Edipa durante la novela son numerosas y extensas, cargadas de simbologías y metáforas; la búsqueda del significado del símbolo pintado en ese servicio nos llevara a través de una parte de la historia de los Estados Unidos, nos adentrara en una obra de teatro explicada y analizada al detalle, que, escrita y adaptada de un texto, o en este caso varios textos, todos el mismo, y mutados a trabes del tiempo, contiene claves importantes para seguir la pista del escurridizo símbolo. Las frases largas y los textos cargados de información son una constante en esta novela, un punto por encima de Vineland. La búsqueda ya no del significado del símbolo, sino de la certeza de toda una red de correo postal alterativa y secreta, llevan a Edipa a un estado de ensoñación y paranoia de grado superior, en el que los diálogos interiores son formidables y de un peso aplastante.

Como me paso con Vineland, me es difícil hacer una reseña sobre esta novela, una reseña clara, concisa y sencilla. La subasta del Lote 49 pese a ser corta se disfruta con intensidad y es de esas novelas que pagina a pagina nos enriquecen todos los sentidos.

Fantástica.

*El símbolo de R.E.S.T.O.S., la trompeta con sordina, es el que desde hace un tiempo, encabeza con una fotografía este blog.

About these ads

5 comentarios to “La subasta del Lote 49 de Thomas Pynchon”

  1. carmina Says:

    Pues leyendo tu reseña, sera densa, no lo dudo ni un instante, pero da ganas de leerla, de salir corriendo a comprarla y sumergirte en sus paginas, pero creo recordar que es de las que te metes tanto dentro del libro que te llevas gritos del conyuge al que no le gusta leer, me equivoco?, ay en fin tendre que buscar algo de este autor

  2. Aramys Says:

    Carmina, pues si, la verdad es que te metes y de que manera…es una novela bastante hipnótica, fluida, pero a la que hay que estar muy atento. Yo la habría terminado antes, pero he necesitado esos ratos de soledad que en casa escasean, cuando no esta el peque, ni la TV puesta, etcétera, para poder concentrarme en ella y disfrutarla. Para empezar con Pynchon es una buena opción.

    Abrazos!

  3. lala Says:

    yo te vi comprar ese libro!!! desde luego sí que te has enamorado de Pynchon eh?, ya sabes que no es muy mi estilo de novela, pero me encanta leer tus reseñas, sean de lo que sean.
    Petonets!

  4. carmina Says:

    Feliz Navidad majete, espero lo estes pasando cañon con el peque que ya anda de vacas supongo que como todo el mundo hasta el siete de enero, por cierto te prodigas poco, necesitamos tener noticias… asi que a sacar ratines que ya se lo complicado que es y a escribir

  5. Esto se acaba « Viaje alrededor de una mesa Says:

    [...] Viaje alrededor de una mesa « La subasta del Lote 49 de Thomas Pynchon [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 103 seguidores