Una cuenta pendiente

Quizá tenga razón. -Se volvió y dejó de mirarme.
El barman me coloco delante la copa. El zumo de lima le da al gimlet un aspecto levemente verdoso-amarillento y algo turbio. Lo probé. Era al mismo tiempo dulce y fuerte. La mujer de negro me observaba. Luego alzó hacia mí su copa. Los dos bebimos. Fue entonces cuando me di cuenta de que bebíamos lo mismo.

…ya te dije que Marlowe era un gran tipo.

Anuncios

2 comentarios to “Una cuenta pendiente”

  1. Sonia Says:

    joooo, pues eso, eso y eso! besos y abrazos Ñi. Los preciso! breve por no morir en el intento. Mua.

  2. Sonia Says:

    La tercera entrega de nuestro queridísimo M te espera, asi que ponte porque te va a encantar. Necesito comentar a Pérez Nuix por dioooos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s