Montecarlo

En el portal ya se notaba que fuera hacia frío, se encendió un cigarrillo, abrió la puerta y salio. Al principio no sabia adonde ir, y se dejaba llevar por sus pasos, realmente hacia una mañana fría, debería haber cogido la bufanda. Después de andar 20 minutos sin rumbo, se le ocurrió ir a ver a su viejo amigo Leonard, que a esa hora ya debería de estar sentado en el banco de siempre, mirando el curso del río. Leonard se sentaba en ese banco a ver el río desde hacia 10 años, como a el le gustaba decir, todos somos salmones intentando remontar el río de la vida. El caso es que a Antón se le había muerto reciente mente su mujer, Maria y después de tantos años, pues no se acostumbraba a estar solo. Cuando llegó, encontró a su amigo mirando fijamente al agua:
-hola Antón hace frío esta mañana verdad
-Si, ya lo creo se te hielan los huesos
-Anoche soñé que comía ostras Antón que debe significar?
-La verdad, no lo se Leo
-Antes siempre soñaba cosas bonitas Antón, soñaba que éramos jóvenes y corríamos por la calle Carral, persiguiendo a Naisa para pedirle un beso…
-Eso lo hacíamos de jovenzuelos Leo confundes los recuerdos con los sueños…
-Quizá, pero antes los sueños eran mejores, ahora solo sueño cosas que nunca se que significan…
Después de eso ninguno volvió a hablar durante un rato, se quedaron callados, Antón mirando al suelo, encerrado en sus pensamientos y Leonard de nuevo mirando el sucio río.
Cuando el silencio empezaba a hacerse incomodo Antón se levantó y dijo:
-Marcho ya Leo creo que iré a visitar a Maria.
Su amigo no dijo nada se limito a asentir con la cabeza y siguió con los ojos clavados en el río.

Antón se dispuso a andar hacia el cementerio, pero antes saco del bolsillo interior de la americana su libreta roja y apunto: ¨ La edad avanza y no siempre en dirección correcta, la desdicha se palpa en cada palabra ¨ luego la guardo otra vez en el bolsillo y empezó su camino.
Tardo exactamente 18 minutos en llegar a la puerta del cementerio municipal, y solo 2 minutos en localizar el sepulcro de Maria, siempre limpio y con rosas frescas, las favoritas de Maria. Una vez allí, encendió otro cigarrillo y se dispuso a hablar con su esposa.
-Hola Maria querida, que tal las cosas por ahí abajo? Todo en orden? seguro que si, por aquí las cosas no han cambiado, sigo sin poder ver a Rosa no quiere verme, pero el otro día vi a Pablo el pequeño y me dio recuerdos para ti el pobre , Rosa sigue sin decirles a los niños que te has ido y como yo no puedo… bueno da igual. Me han devuelto el manuscrito otra vez, según dicen mi historia no interesa lo suficiente, porque no cuenta nada en concreto, pero que les pasa a esta gente? Es que no saben valorar Maria no saben!!! La verdad a este paso moriré y no habré conseguido publicar ni un triste relato, bueno si contamos el pequeño poema de 1950, si me han publicado uno, pero tengo cientos y mucho mejores que aquel dios mío que les pasa!! Desde que no estas es cuesta arriba, el camino se ha llenado de piedras, y yo me siento descalzo y sin fuerzas para esquivarlas… te quiero, lo sabes, un beso.

Con esas palabras se despidió de su esposa, lanzo una última mirada al sepulcro y se marcho todavía más triste de lo que había llegado. Solo tardo 12 minutos en llegar a su siguiente destino, el estanco, se había fumado su último cigarrillo en el cementerio y no soportaba la idea de andar sin tabaco, -Buenos días un paquete de Luckie Strike por favor- la dependienta lo miro con reproche, como si un anciano no tuviera derecho a fumar esa marca, le dio la espalda un segundo y seguidamente le tendió un paquete de sus cigarrillos favoritos. Al salir del estanco, y antes de decidir a donde ir, saco de nuevo la libreta roja del bolsillo interior de su americana y apunto: ¨ El odio nos vuelve prepotentes y la prepotencia inalcanzables la soledad es cuestión de tiempo ¨ guardo su libreta y comenzó a andar calle arriba, llevaba 20 años viviendo en ese barrio, 20 años oliendo ese barrio, y ahora le parecía del todo desconocido, giro a la izquierda por la calle donde 2 años atrás habían matado a ese chico, el hijo de la Lourdes, al parecer un ajuste de cuentas, Antón no lo conocía personalmente, pero lo vio desde pequeño correr por el barrio, y le dio mucha pena, torció esta vez a la derecha y bajo por la rambla hasta la playa, la playa y su agua y su arena.
Encendió su tercer cigarrillo de la mañana sentado en medio de la playa desierta, sintiendo el frío en cada parte de su cuerpo, le temblaban ligeramente las piernas y apenas sentía la nariz, pero se sentía un poco mejor, ya no estaba tan triste y es que la playa siempre había actuado en Antón como un curativo, como un bálsamo milagroso que le curaba todas las penas y las tristezas. Por eso desde que Maria faltaba, acudía casi a diario y sin darse cuenta a esa playa milagrosa, los pies le conducían sin el ordenárselo a ese pedazo de terreno santo donde ningún mal es terrible y donde la inmensidad del océano hace minúsculo cualquier pensamiento. Cuando se levanto no savia el tiempo que había pasado, aunque daba igual, nadie lo estaría esperando. Esta vez no subió por la rambla, si no que caminó paralelo a la playa, por el paseo, se pregunto las veces que el y Maria habían paseado por el mismo sitio donde el se encontraba ahora, seguramente cientos, ahora ya daba igual estaba solo. 23 minutos de paseo y llego donde nadie lo esperaba, el viejo bar de Julio, llevaba años acudiendo cada tarde a jugar al domino, desde el día en que Maria murió no había vuelto. Entro cabizbajo, sin ganas, se acerco penosamente a la barra y se dejo caer en un taburete, Julio, el dueño, lo miraba sin decir nada, como quien se encuentra con un conocido del que no sabes de que hablar. Antón levanto la vista y ante la mirada de perplejidad de Julio dijo – todavía no se que demonios ago aquí, así que no me mires con esa cara, yo estoy tan sorprendido como tu-. Julio lo miro con desden y se fue a la otra punta de la barra, Antón saco de nuevo su libreta y escribió ¨ las hormigas rodearon la rama y siguieron su camino, indiferentes a la belleza que las rodea, inquilinos invisibles de la naturaleza muerta ¨. Se quedo unos minutos mirando lo que había escrito, -quizá nunca nadie logre entender lo que escribo- pensó con tristeza, luego sin mas, se levanto y sin mirar a nadie salio del bar, preguntándose por que había entrado. Los niños quieren ser mayores y cuando uno es mayor, desea ser niño; Antón deseaba volver a ser aquel niño que al salir de clase, se escapaba a la librería de la calle Francia, para el, la mejor de todas, donde el señor Fernando le dejaba pasar toda la tarde hojeando, leyendo y rebuscando, entre los libros. Metido en los recuerdos, Antón llego al final del paseo y encendió su cuarto cigarrillo, se detuvo un momento y miro a su alrededor, nunca había llegado tan lejos con Maria, siguió calle arriba y torció a la derecha, estaba lejos de casa, tendría que volver en autobús.

9 comentarios to “Montecarlo”

  1. Lala_a.secas Says:

    “haga su comentario” como si fuera tan fácil decir nada después de encontrarse una perla perdida en el mar… que me ha encantado, pero eso ya lo sabes, que muchas gracias por escribir, y hacerlo tan bonito. que lo leeré mil veces, i más si hace falta. después de la lectura 836 lo comento con mas profundidad!
    un petó maku!!!!!

  2. Aramys Says:

    …muchas gracias L…yo si que no se que decirte, espero que todo te guste tanto siempre…he pensado en lo del Starbucks, tenemos que ir e idear un plan para la humanidad entorno a un gran vaso de cafe y una gran madalena rellena de frambuesa, te hace?

  3. Lala_a.secas Says:

    que hay más apetecible que un café y una graaaaan magdalena??? bueno sí, hay una cosa… oir cómo lo hace para escribir pensamientos, en vez de acciones. Sentémonos, yo le miraré hablar e intentaré no perderme ni una coma, mientras por dentro me corroerá la envidia por no poseer el abridor de ostras que tiene usted para escampar las perlas por el mar… o devolver las estrellas a su mundo. Ponga fecha y hora, y estaré 10 minutos antes para fumarme un cigarro (marlboro, no luky) y no volver a fumar mientras dure nuestra conversación, no quiero que el humo intente desviar mi atención.
    Petons Sr. A

  4. Lala_a.secas Says:

    por cierto, fijese si me absorven sus esritos, que hasta la lectura 127 no me he fijdo en que h puesto una foto nueva… qué es esa ilustraión?? porque conociéndole, seguro que tiene un significado espeial.

    … creo intuir qué será lo próximo que escriba… y ya sé que me gustará

    un bes!!!

  5. Lala_a.secas Says:

    Este fin de semana de pérdia voluntaria, he estado pensando en el relato (no necesito leerlo, lo tengo memorizado). Tengo un par de dudas, seguramente le parezcan tonterías, pero ya me conoce, soy imprevisible en mis pensamientos…
    punto 1.- ¿puede que Anton esté más triste porque en su vida ha sido una hormiguita que se ha perdido la preciosidad de las hojas que le rodean que porque no le publiquen?.
    punto2.- ¡¿porque va al cementerio si le hace salir más triste?!, ¿no puede hablar con María en la playa? ya sé, ya sé, es Su relato…
    punto3.- ¿porque habla de “naturaleza muerta”? yo si visualizo a sus atareadas hormiguitas recorriendo una rama, arriba y abajo, arriba y abajo, moviendo sus antenitas… no lo definiría como muerta… tal vez como “vorágine-natural” no?.
    punto 4.- No me ha caído nada bien Júlio, qué poca sensibilidad con un cliente fiel… hasta que se le trunco la vida, pero eso no es culpa suya, por lo menos un cafelito cortesía de la casa, o una simple sonrisa cortesía de la casa también, ¿no?, no no, no me ha caido bien.
    punto 5.- ¿porque volver en autobús, si nadie le espera en casa?
    Si ya lo dijo alguien: “vale más callar y parecer un ignorante que hablar y demostrarlo”… con lo mona que estoy yo calladita!
    Un petonás ben fort!

  6. Aramys Says:

    …querida L, tremendo cuestionario! a ver si despejamos dudas…que ni yo mismo llegue a plantearme…

    1-Si por algo esta triste Antón, es por la perdida de Maria, la publicación de sus relatos es algo que le hubiera gustado hacerlo en vida de Maria, de ahí su enfado…

    2-Si va al cementerio es para sentirse más cerca de su mujer…en eso peca casi toda la humanidad…

    3-Bueno eso es una alegoría, una metáfora sobre Julio y el bar, Antón es el que rodea la rama y sigue su camino marchándose del bar, y Julio y el bar serían la naturaleza muerta, la belleza que los rodea sería el recuerdo de María, de Antón y los demás…

    4-Julio no llega mas allá, juzga y prejuzga y desdeña a Antón por no ir antes a su bar…malo, malo…

    5-Nunca te ha pasado que al mirar alrededor te has encontrado perdido? temeroso? y además se hace tarde? Antón esta desubicado y esta cansado, sin ganas ya de andar…

    …y ese café con la gran magdalena? que no llega?

    petonets!

  7. Aramys Says:

    …por cierto, esa nueva ilustración, esta por que se parece muy sospechosamente( si es que no lo es) al mejor de los hidalgos que piso tierra de molinos…

    ..ya ves..debilidades que tiene uno…

  8. Lala_a.secas Says:

    Perfecto. en el punto 1 coincidimos, el punto 2… tiene razón, deformación profesional, esto de evitar el dolor, mantener las distancias es lo que he estado ensayando todos estos años en hospitales. Vale, el 3 me va perfecta la aclaración, lo había interpretado de otra manera, pero la suya me gusta más. 4.- el cafe con la madalena no nos lo tomaremos en el bar de Julo, a ese ni agua!. 5.- es verdat, el señor ya tiene una edat, nunca había llegado tan lejos, toda la razón del mundo.

    Ponga fecha para ese cafe, que lo necesito como agua de mayo… o era abril? es igual, como agua de noviembre.

    un petonás!!!

  9. Atram14 Says:

    Ojiplática me has dejado!! No tengo palabras. Es…. simplemente brillante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s